Uno más en la familia: Beneficios de tener mascotas en familias con niños.

A menudo, todos los que tenemos en casa niños y animales nos hemos visto sometido a comentarios que cuestionaban la tenencia de nuestras mascotas y el efecto de ellas sobre los pequeños de la casa. Pues bien, este post va dedicado a aquellos que se han visto en esos “bretes” para que puedan argumentar de manera científica y objetiva sobre los beneficios de las mascotas en el desarrollo de los más pequeños de la familia.

Por otro lado para aquellos que tengan niños en la familia y estén pensando en adquirir una mascota, aquí van algunos ejemplos de los efectos positivos de las mascotas en los más peques.

Entre los efectos denominados fisiológicos podemos establecer que la tenencia de animales en el hogares es un factor protector para las enfermedades cardiovasculares puesto que disminuye la presión arterial (Lynch JJ. 2006), se reduce la frecuencia cardíaca (Millhouse-Flourie TJ. Et al, 2004) y la ansiedad infantil y el estrés (Gadomsket al., 2015). Además números estudios han probado la liberación de endorfinas al acariciar a las mascotas. Las endofinas son sustancias ligadas a emociones positivas y a la sensación de bienestar.

Respecto al asma y las alergias, un estudio de 2015 (Fallet al., 2015) mostró que la exposición a los perros y animales de granja durante el primer año de vida reduce el riesgo de asma en los niños. Además, los niños que crecen con un perro en la casa antes de la edad de un año tienen un 13% menos de riesgo de padecer asma.

A nivel físico, diversos estudios muestran mayor registro de la actividad física en niños que tienen perro gracias a los paseos y los juegos que practican con ellos (Martin et al., 2015).

A nivel psicológico las mascotas ayudan a disminuir las alteraciones psicológicas. Las mascotas aumentan la autoestima y el sentido de responsabilidad así como en casos de niños que sufren acoso escolar mejora la sensación de aislamiento y estigmatización social. Además permiten permiten que se desarrolle el sentimiento de apego en los niños. En un estudio realizado por Wood et al. 2005 encontraron que los dueños de mascotas rara vez o nunca se sentían solos, les era fácil entablar nuevas amistades y tenían un mayor número de personas a quien recurrir ante una eventualidad o crisis, en comparación con personas sin mascotas.

Los animales como recurso terapéutico pueden ser incluidos en los tratamientos como terapia asistida motivacional. Ejemplo de ello son las terapias asistidas por animales con niños con trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Como curiosidad, es tal el poder de las mascotas, que se ha generado la figura del perro asistente judicial que utilizan algunos juzgados para que los más pequeños puedan declarar y responder a las preguntas de los jueces haciendo menos traumática y estresante la declaración del menor.

Desde MascotaSana sólo podemos deciros que un bichete en la familia trae responsabilidad pero también mucha felicidad, ¡el mayor de los beneficios! Por tanto, animamos a todos los que tengáis tiempo y ganas a incluir un peludo a la familia.

Para saber cual es la mejor mascota para vuestra situación particular por razones de tiempo, dinero, miembros de la familia os animamos a que consultéis nuestros blogs sobre tenencia de perros, gatos y exóticos.